miércoles, 28 de octubre de 2009

DE LA TRANSICIÓN A LA NOBLEZA DEL SIGLO XXI


“La corrupción política socava las esperanzas de prosperidad y estabilidad de los países en vías de desarrollo, y perjudica la economía mundial”, Peter Eigen, presidente de TI (Transparency International), durante la presentación del Informe Global de la Corrupción 2004, organización no gubernamental que lucha contra la corrupción a nivel mundial.





Nuestro Gobierno se ha gastado cantidades ingentes de dinero en prevenir los posibles desastres de una pandemia, como es la gripe A.
Sin embargo, ningún político ha intentado, hasta el momento combatir una de las peores plagas que azota nuestra sociedad, la corrupción política.
En momentos de crisis como éste, se destapan las historias más espeluznantes e increíbles de abuso de poder, que hace tambalear hasta los mismos cimientos de nuestra democracia

Así que entre tantos roldanes y urralburus , Ibercorps y filesas, podemos afirmar sin temor a equivocarnos,  que hemos superado ya la etapa de la transición a la democracia, para pasar a un sistema de partitocracia, donde los recursos de los ciudadanos, en vez de canalizarse hacia una mejora del bienestar social, se emplean en un mayor sostenimiento de la clase política, la nueva nobleza del siglo XXI , con una serie de prebendas y de fueros, a los que no podemos acceder la mayoría de los mortales.
En cualquier ciudad europea que se precie, se podrían contar con los dedos de la mano las personas, cuyos ingresos dependen de que un partido concreto gane las elecciones. Mientras en España, tenemos, gracias a nuestro querido sistema de autonomías y corporaciones locales, tantos individuos con intereses creados en uno u otro partido, que ni con un ‘ciempiés’ lograríamos contar el número de cargos públicos realizados a dedo por el partido gobernante.
Y mientras el dinero público, se gasta tan ricamente en planes E’ inútiles, o en incrementar la baja productividad funcionarial, a base de aumentar el número de empleos públicos. Al final, quien paga el pato, es el ciudadano de a pie, a quien se le confecciona un traje de política económica, basado en más subidas de impuestos, más encaminadas a mantener esta nueva clase social, que a solucionar los verdaderos problemas de la sociedad, como el de la Justicia, el de la Educación, o el de la empleabilidad.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Burrocracia y tramitología española en la empresa



"...que obsesión española por regularlo todo, lo cual, por acumulación, produce verdaderos galimatías. El debate suscitado por el tema de los dieciséis años es reflejo del lío que tenemos con las edades.


Sígannos, si pueden, en este recorrido manicomial. Una niña debe usar sillita infantil homologada en el coche hasta los doce años. Al año siguiente, con trece, puede consentir en relaciones sexuales. A los catorce ya podría casarse, aunque en la celebración de su boda no podría beber bebidas alcohólicas. A esos mismos catorce años puede hacer testamento pero no se le permite viajar como acompañante en una moto. A los famosos 16 años de la polémica, es mayor de edad sanitaria y puede, por ejemplo, decidir un transplante, pero no puede hacerse un piercing o un tatuaje, ni puede abrir una cuenta corriente, ni votar.


Esta descacharrante cadena de contradicciones es un simple reflejo del estupor mas viejo del mundo, el que nos produce ver crecer y hacerse mayores a nuestros hijos, a los que no sabemos si tratar como niños o como adultos. Ese estupor universal, en España lo queremos ocultar dictando leyes, espasmódicamente. Ahora pretendemos que la ley obligue a las adolescentes a tener confianza en sus padres.

De forma que, entre las hipocresías, los oportunismos, y la merienda de negros que tenemos montada con las edades, descifrar la voz de la calle es más difícil de lo que parece.”
Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “El Gobierno debe escuchar el clamor de la calle en torno al aborto, se dice. Pero ¿cómo hacerlo correctamente?. 19 de octubre de 2009.



Desde aquí podéis ver el vídeo entero:


Que cierto es que desde el Estado existe una cierta tendencia a regularlo todo, y tanta regulación puede llegar a hacernos pensar que como somos un poco 'incapaces', no estamos lo suficientemente preparados para administrar correctamente nuestra propia vida, y da la impresión , que alguien, que no nos conoce, seguramente es más capaz que nosotros para hacerlo.
 
 

España es uno de los países de la OCDE donde mayor número de trámites burocráticos son necesarios para crear una empresa. 
Un estudio de la Cámara de Comercio de Barcelona aproxima a 26.000 la cifra de leyes aplicables en España.
Y no sólo eso, es que además resulta que nuestro país se encuentra entre los que soportan un coste económico 'administrativo' más grande, de aproximadamente el 4,6% del PIB (el 3,5% para la UE-25).  


Puede parecer en un primer momento que un elevado número de normas intenta mejorar la calidad de las relaciones de la empresa con sus consumidores, o con los ciudadanos en general, pero si realizamos un vistazo con más profundidad, observamos un claro interés por parte de las Administraciones Públicas: la recaudación de dinero.

La actual regulación actual española en materia empresarial supone un duro lastre para la competitividad en nuestro país, tal y como está concebida, aparte del innecesario exceso de coste que supone, esta abundancia de normas origina arbitrariedad, ya que éstas pueden ser interpretadas cuando y como interesa a la Administración, con el agravante que es para la empresa imposible conocerlas todas.


jueves, 8 de octubre de 2009

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS

"Reducir el gasto en investigación y desarrollo, es hpotecar el futuro de nuestros hijos"
-MI RAZÓN-




Quizá no esté de más comentar que uno de los ingredientes necesarios para crear nuestra receta de ‘salida de crisis’ pasa por aderezar nuestra economía con mucha productividad, mejor eficiencia y más empleo, y no está de más comentar, que España baja al puesto 25 de la lista mundial de Competitividad Tecnológica 2009, perdiendo dos posiciones en relación a la clasificación de 2008.


Hace un par de meses, comentaba desde este mismo blog, la posibilidad de que desde las mismas Administraciones Públicas, se iniciara un profundo cambio en el modelo productivo para España, más sostenible económica, social y medioambientalmente.


Sin embargo, y vistos los Presupuestos Generales del Estado para 2010, nos encontramos que se le ha dado un tremendo ‘tijeretazo’ a la investigación y al desarrollo, motor fundamental para reactivar la economía española, a pesar que Zapatero prometió en campaña electoral aumentar las partidas de I+D+i un 25% todos los años.


Parece paradójico, que mientras se incrementan las subvenciones a la industria cinematográfica española, que al no conseguir levantar cabeza, recauda más por subvenciones que por taquilla; se practica la técnica del tijeretazo a otras partidas culturales como la de la conservación de museos, cuyo presupuesto se reduce un 13%, o a la de conservación y restauración de bienes culturales, con una reducción del 32%.


¿Esta era la apuesta por la Economía Sostenible?


La Federación de Jóvenes Investigadores / Precarios dice que "no está dispuesta a permitir este hundimiento de la ciencia en España, planteando, si fuera necesario, la movilización general de los científicos"
En lugar de financiar la investigación y el desarrollo, se sufraga un sector en quiebra técnica por falta de espectadores, y por consiguiente improductivo.


Por todo ello ha aparecido una curiosa iniciativa por internet, promovida por el bloguero Javi Peláez, que desde su blog “LA ALDEA IRREDUCTIBLE”, ha lanzado la siguiente ‘cyberpropuesta’:


“Todo aquel que tenga un blog y crea que la Ciencia en España no está para recortes presupuestarios, que deje un Post con una razón en contra del tijeretazo a la Ciencia en España...”


Hasta el momento ha logrado unir a más de 1000 blogs a la causa, y sigue sumando.


Enhorabuena Javi, por tu éxito, yo también me uno a tu iniciativa.

LA CIENCIA EN ESPAÑA NO NECESITA TIJERAS  !!